martes, 30 de noviembre de 2010

Esta noche nos enfrentamos a los Celtics

Este partido se ve, a priori, perdido. Nos enfrentamos ante el actual finalista de la NBA, esta vez sin LeBron. Nos veremos las caras con duros rivales, que nos superan en estadísticas, como Paul Pierce, Kevin Garnett, Rajon Rondo u otro que abandonó, Shaquille O'Neal. Todo eso sin contar la calidad que puede plasmar Ray Allen sobre la cancha, o la determinación de suplentes como Nate Robinson (que cuando se enchufa es imparable) o Glen Davis.
Debutamos ante este equipo, y le ganamos por 87-95 cuando venían de vencer a Miami. Soprendimos a toda la NBA al pasar por encima de un conjunto de semejante categoría, pero no es algo que ocurra habitualmente. Más bien casualidad, lideramos las series de duelos ante los pupilos de Doc Rivers, pero hay que saber cuando algo puede pasar y cuando no.
Pese a todo, si realmente queremos tener alguna oportunidad de ganarles, hay que afrontar el encuentro con agresividad y lanzados a por la victoria, al tiempo que nuestros aficionados nos acogen en el pabellón. Pase lo que pase, si no se afronta con todo el espíritu de un ganador, ya no se puede pensar en la victoria...

Sacando petróleo ante Memphis (sábado)

GRIZZLIES 86 @ 92 CAVS
El partido que siguió al de Orlando fue óptimo para nosotros, donde sacamos una victoria muy ajusada, antes del duelo ante los Celtics. Superamos al conjunto de Lionel Hollins en todas las estadísticas acumuladas (más rebotes, más triples convertidos, más robos, más tapones...), y nos mantuvimos anotando cifras similares en todo el duelo. Si Memphis comenzó fuerte, y O.J. Mayo se lució con un 'buzzer-beater' al descanso, nosotros respondimos con fuerza en el tercer cuarto, cuando más hundidos estaban. Mo Williams recogió estadísticas de doble-doble, con 25 puntos y 12 asistencias, asdemás de 5 rebotes, dos robos y, atención, un tapón. Por parte de los de Tennessee, Zach Randolph fue firmó 13 puntos y 11 rebotes, y Marc Gasol nos taponó tres lanzamientos desde su posición de pívot.
" La energía y el esfuerzo (de Hickson) sobre Zach Randolph fue fantástica. Se lo comenté al sentarlo, 'Esa es la energía que quiero ver' " - Byron Scott
Los Grizzlies encabezan un proyecto de reconstrucción, tras varias campañas a un bajo nivel, y Rudy Gay afirmó que esperaba llegar a los 'Playoffs'. Tienen porcentajes de victoria muy similares a los nuestros: 44 % nuestro frente a su 41 %. Resumiendo, nos hemos enfrentado a un rival de nuestra misma categoría (que, ojo al dato, ya ganó a Miami Heat) y supimos arrebatarle una victoria que, hoy por hoy, vale mucho.

Caímos ante los Magic, como no (viernes)


Nelson nos hizo bastante daño,
abriendo juego con 6 asistencias
y anotando 20 puntos
 Continuando con nuestra racha de derrotas y de enfrentamientos a superpotencias de la NBA, esta vez nos tocaron los Orlando Magic, en el Amway Center de Florida. 11 puntos fue la diferencia final, que contrasta bastante bien con otros posibles resultados. Y esta vez demostramos que no tenemos por qué rezagarnos en el marcador durante los cuartos intermedios del duelo: 22-17-25-26 han sido los parciales logrados en el encuentro de este viernes. Les enseñamos de qué somos capaces, consiguiendo un show en momentos puntuales (triple de Parker, respuesta de Lewis y otra vez Parker.
Nos vencieron porque, como era de esperar, jugaron también com sobervia calidad. Quizás debimos empezar más fuertes en defensa, para asentarnos en el encuentro, lo que sin duda cambiaría en gran medida el resultado final (sólo en la primera mitad hicimos un parcial de 49-62). Volvieron a clavarnos 14 triples, pero situándonos al margen de la cifra, unos míseros 11 puntos demuestran que supimos reponernos relativamente bien, para continuar con el juego. Nos marcaron su tempo del encuentro, y nosotros les encestamos de forma regular en los 4 períodos, pero ellos, tras salirse en la primera mitad, matuvieron la diferencia (¡Apenas recortamos 2 puntos en los dos últimos cuartos!).
Sobreviviendo como pudimos, le plantamos cara de la mejor forma posible a un conjunto con más de 70 % de victorias (nosotros tenemos un 40 %. El próximo duelo es contra los Grizzlies, así que lo que nos tocaba era reponernos y pensar en el partido del próximo día (sábado), ante los Grizzlies en 'The Q', Cleveland.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Bucks 81 @ 83 Cavs. 'Mo Will Clutch Player'


El nuevo artificiero de la franquicia
El partido de este miércoles en el Quicken Loans Arena fue una victoria muy dura, con la que no pudimos hacernos hasta el último segundo... La fama se fue hasta la puerta del base titular (quien jugó este partido como escolta) y estrella del conjunto, Mo Williams, que terminó con 25 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias y 1 robo. Pero no por sus estadísticas se decidió el encuentro... Nos robaron 7 balones, y nosotros apenas nos hicimos con 2, capturaron 45 rebotes (10 en ataque) y nosotros 40 (4 en ataque), nos cometieron 18 faltas personales, y apenas anotamos un 68,4 % desde la línea de personal. No todo fueron malas estadísticas, hicimos 1 tapón más, repartimos más asistencias y anotamos mejor tanto en triples como en los generalistas tiros de campo.
Pero las estadísticas decaen un poco en partidos como éste, porque de lo que verdaderamente se habla es del líder. Y esta vez el líder fue Mo Williams.Williams anotó 3 canastas consecutivas para los Cavaliers, pero hizo falta la cuarta. Drew Gooden anotó los dos tiros libres a falta de 2:39 para el final del encuentro, dejándolo igualado. Gibson inentó un par de triples, sin resultado... Sin embargo, ya al ocaso del enfrentamiento, un balón para Mo Will terminó en canasta sobre la bocina. Y, poco a poco, se aproximó al aro, hasta entrar, otorgando la victoria al conjunto local, a nosotros, por esos dos puntos...

Los Pacer pueden con nosotros por 2ª vez (23/11)

Ramon Sessions lanza para anotar ante Josh McRoberts
CAVS  89-100 @ PACERS - Esta campaña, los Pacers se han convertido en una especie de "verdugo" (si es que tan pronto se le puede dar ese nombre) para nosotros. Nos ganaron en casa hace un tiempo, y ahora nos reibieron en el Conseco Fieldhouse con hambre de lo mismo, de la victoria. Dará qué pensar a Byron Scott el hecho de que aún quedan dos duelos por delante frente a ellos, siendo el próximo en Indianápolis.
El ataque. Resolvimos bastante bien, con Antawn Jamison, Daniel Gibson, Joey Graham y Ramon Sessions anotando más de 10 puntos en ataque y con 35 canastas de 83 intentos desde tiros de campo. Para colocar el punto y final al apartado de ataque, es merecido nombrar los 10 rebotes de ataque (4 de Jamison) y los 6 tapones colocados (3 de Varejao).
La defensa. Nos las arreglamos como pudimos para detener el avance del principal jugador, Danny Granger, que finalizó el duelo con 24 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y 1 tapón... No obstante, repatieron más, robaron más y lanzaron mejor a canasta. ¿Dónde está una defensa de perímetro cuando hace falta? Anotamos un 3 de 7 en los tres puntos, ¡pero nos anotaron 12 triples!
Nos ganaron hilgadamente, tras comenzar fuerte. Terminamos con furia, logrando una gran diferencia de anotación en el último período de juego, pero de nada nos sirvió dada su hegemonía a lo largo de los tres primeros cuartos del encuentro. Hay que cambiar algo en nuestra forma de jugar, ya que no es natural dormirse en la parte media del partido, cosa que nos pasó en varias ocasiones desde el comienzo de esta temporada... Hay que moderar la agresividad, para que rinda a lo largo de los 48 minutos de juego, y esa es la única forma mediante la cual podemos alzarnos con la victoria...

Seguimos perdiendo, ahora frente a Spurs (20/11)

CAVS 92-116 SPURS - Seguimos jugando ante potencias del este, y ahora le toca el turno a unos Spurs que llegan como se van: 1 única derrota, y 11 victorias. A mi punto de vista, el mejor jugador del conjunto local fue el base francés Tony Parker, aunque el recién llegado a la NBA Tiago Splitter o el veterano argentino Manu Ginóbili (entre otros) rindieron a muy buen nivel. Por nuestro bando, entre los nombres más escuchados se encuentran los tituales Mo Williams o Anderson Varejao, así como los suplentes Antawn Jamison y Daniel Gibson.
Las estadísticas. Por primera vez en tanto tiempo, logramos más tapones (6) que el rival (5), así como un 50 % de acierto desde los tres puntos (5 triples de 10 intentos), al que contibuyó en especial Gibson con un 75 % de efectividad en el perímetro (3 de 4). Sin mebargo, siempre se termina volviendo a la senda de siempre. 17 pérdidas frente a sus 10 balones perdidos, 5 robos nuestros ante 10 suyos o 18 asistencias por 32 pases culminados en canasta. Nos topamos con un rival claramente superior, como ocurrió en New Orleans... Los Spurs venían de ganar en Utah y sólo habían perdido ante los Mavericks (otra vez) el quince de noviembre... No sabe tan mal si se analiza detenidamente, y se revisan todos los duelos que quedan por delante contra otros rivales de distonto nivel de juego.

La derrota ante los Hornets (19/11)


Jamison conduce el esférico mientras
es defendido por Peja Stojakovic
 CAVS 101-108 HORNETS -El final se nos fue un poco de las manos, y podíamos haber controlado los parciales un poco mejor, pero ante los Hornets no se puede aspirar a otra cosa. Consagrándose como uno de los equipos revelación, de las potencias, ganando a rivales en teoría más fuertes resulta extraño que no nos ganen a nosotros.
No me gustó el segundo cuarto, porque nos hicieron morder el polvo en un parcial de 15 a 36, y no hace falta ser un lumbreras para saber que podíamos cambiar aquel resultado.
La defensa. ¿Y eso de que "el mejor ataque es una buena defensa? David West y Chris Paul parecían no inmutarse ante nuestro intento por defenderlos. West: 34 puntos, 11 rebotes, 1 asistencia, 1 robo y 3 tapones; Chris Paul: 15 puntos, 10 asistencias, 4 rebotes y ¡6 ROBOS! Una cosa es perder, otra algo distinta es perder por más de 10 puntos, pero sin importar el resultado, o donde se juegue el partido (esta vez fue en Nueva Orleans), lo que no se puede permitir es que se rían de nosotros...
El ataque. Por suerte, antes de que LeBron se marchase nos hicimos con una experientada pieza. Byron Scott cuenta con la veteranía de haber jugado en el 'showtime' de los años 80 con los Lakers, y más si cabe en este caso, pues los Hornets fueron su último equipo. Cierto es que todas las temporadas varía el plantel de cada conjunto, pero la base continúa siendo similar.
Paul y West consiguieron dobles-dobles, pero nosotros también hicimos méritos. Anderson Varejao firmó 10 puntos y 13 rebotes, a pesar de estar negado de cara al aro (4 de 14 en tiros de campo); y ya desde el banquillo el habilidoso veterano Antawn Jamison registró dobles figuras en puntos (20 tantos) y rebotes (11 capturas, todas defensivas).
En resumen. No hay derecho a quejarse ya que nuestro juego, bueno o malo, está justificado. Con la racha de 5 victorias y 7 derrotas frente a la suya, de 10 victorias y una única derrota (ante Dallas, mucho ciudado con los Mavs), se juega como se juega. Desde luego hay partidos que son casi imposibles de ganar, pero al no darlos nunca por perdidos nos quedamos muy cerca del triunfo. A 7 puntos...

viernes, 19 de noviembre de 2010

Y rompemos la racha...

Cavs 101-93 76ers
La victoria ante Philadelphia era relativamente fácil (con este encuentro, hacen un balance de 2-10). Sin embargo, menospreciar un partido es lo último que hace falta ahora, en Ohio. Con esto nos preparamos para próximos partidos, escalando puestos y llegando a estar sólo por detrás de Chicago en la división.
En el apartado estadístico, logramos más asistencias, robos, y menos pérdidas de balón, que se contrarrestan también con la disminución de capturas en los rebotes.
En los jugadores, destacaron Jamario Moon (13 puntos y 8 rebotes), Anderson Varejao (9 puntos y 8 rebotes), Ramon Sessions (7 puntos, 4 rebotes y 8 asistencias) o Daniel Gibson (18 puntos, 4 rebotes y 8 asistencias).
No es un partido trascendental en la temporada. Se puede afrontar como un método de preparación para el duelo de esta madrugada, que no enfrentará a los New Orleans Hornets...

Pacers 99-85 Cavs

Otra derrota, en casa, para romper la racha de victorias que logramos. Con esta son dos derrotas consecutivas, y eso nunca sienta bien. Mal sabor de boca deja el paupérrimo porcentaje de tiros desde el perímetro, que se salda con 2 triples de 15 intentos. No logramos estadísticas demasiado malas, pero ellos jugaron mejor, demostrándolo con jugadores como Danny Granger (34 puntos, 2 rebotes, 1 asistencia...) o Roy Hibbert (doble-doble de 16 puntos y 13 rebotes, además de 2 asistencias, 1 robo, 1 tapón...). En el último cuarto, aún taníamos posibilidades de lograr la victoria, pero nos machacaron a ritmo de triple, y no fuimos capaces de hace frente a la adversidad.
En nuestro plantel, uno de los mejores (si no el mejor) jugadores fue Antawn Jamison, que salió desde el banquillo y, en 26 minutos, anotó 19 puntos, capturó 9 rebotes, repartió una asistencia, hizo un robo y colocó un tapón.
Vamos por rachas. Comenzamos con victoria, pero empezamos a perder. A continuación levantamos cabeza, y comenzamos a conseguir más victorias. Pero volvimos a sufrir otras dos derrotas. Por el momento, esto es una ruleta rusa, y no se sabe cómo acabará, aunque estamos mejor que varios equipos (desde aquí mando esperanzas a los Clippers)...

jueves, 11 de noviembre de 2010

Respectivas victorias y derrota: de 76ers a Nets

NETS – CAVALIERS


Tras vencerles hace unos días, caímos otra vez. Los Nets nos devolvieron lo que les dimos en nuestra última victoria, y nos ganaron. Batieron nuestras estadísticas débilmente, y lo que más se aprecia en el cuadro estadístico es nuestro mal porcentaje de triples (3 canastas de 12 intentos), a pesar de que Anthony Parker estuviese segundo en el apartado de mayor efectividad de tiros de 3 puntos. Porque si hay algo peor que perder, es caer, encima, en casa, así como nos lo demostraron.
En la primera mitad de juego, encarrilamos el juego hacia una victoria que nos hiciese mejorar un poco más el porcentaje de victorias, tanto así que comenzamos el tercer período del partido 10 tantos por encima de los chicos de Avery Johnson. Me gustaría destacar especialmente la destreza de Devin Harris, uno de los máximos artificieros de la victoria de su equipo, que en la segunda mitad del encuentro nos despachó 13 puntos, al igual que la calidad demostrada por Jordan Farmar o los triples decisivos de Anthony Morrow. Ciertamente nos costó continuar con nuestra racha al llegar a la segunda parte. Sin embargo, la cosa no habría variado tanto de haber enchufado un tiro desde el perímetro exterior Parker o Jamison por nuestra parte. Con algo más de suerte habríamos firmado otra nueva victoria, incrementando nuestro porcentaje ganador notablemente. Ahora mismo, nos encontramos con un 50 % de victorias, y tengo la vista puesta en el siguiente partido, en casa y ante los Pacers…

CAVALIERS – NETS

La racha de victorias nos había colocado bastante arriba en la clasificación, o al menos en nuestra división. Supimos repartir más asistencias, de la misma manera en la que despuntamos en el porcentaje de tiros de tres. Fue una lograda victoria que conseguimos gracias a dos triples consecutivos (el primero de Jamison, el segundo de Parker), de la misma forma que no menos cruciales resultaron las dos canastas desde la línea de personal logradas por el anterior, Parker, que nos libraron de una larga prórroga en la que, de forma más que probable, terminaríamos por perder el duelo (recordemos el posterior triple de Travis Outlaw que por poco nos liquida; por suerte no restaba el tiempo suficiente).

CAVALIERS – WIZARDS

La victoria ante los Wizards representó el impulso que necesitábamos. Vencer nuevamente a domicilio, a un quinteto titular compuesto por jugadores de la talla de Wall, Hinrich, Thornton, Blatche o McGee. Dos triples de Gibson y Williams, respectivamente, pusieron las distancias en el marcador. Entonces, ya en el último minuto de partido, Blatche acortó ligeramente la diferencia de puntos (en dos ocasiones, antes y después de los 2 tiros libres de Parker), pero los 4 de 6 tiros libres que anotamos en los 20 últimos segundos no hicieron sino inutilizar el valor del triple que convirtió Gilbert ‘Agent Zero’ Arenas.

CAVALIERS – SIXERS

El comienzo de nuestra racha, la salida del preocupante cauce de derrota tras derrota en el que nos hallábamos inmersos, tuvo lugar aquí, en el Wachovia Center de Philadelphia, donde vencimos a los 76ers por 123 a 116. Aquí fue donde nos estabilizamos, empezando muy bien y terminando aún mejor. Hubo cuatro jugadores en Phildelphia que nos hicieron más daño que el resto: Andrés Nocioni, Elton Brand, Jrue Holiday y Lou Williams, terminando con un combinado de estadísticas de 80 puntos, 10 rebotes y 16 estadísticas. Los últimos instantes del encuentro se antojaron un tanto difíciles, dada la lentitud de nuestras canastas, que no eran sino tiros libres que convertíamos. Los rebotes capturados (13 en ataque y 28 en defensa, 41 en total).

viernes, 5 de noviembre de 2010

88-100. Derrota por 12 puntos ante los Hawks

Atlanta Hawks continúa invicto a día de hoy. A eso contribuimos también nosotros, con nuestra derrota en casa el día 2, comenzando con mal pie el nuevo mes. Ni aquella broma de ser los 1os del este, ni el impresionante estreno ante los Celtics, nada de aquello está cerca... Con un balance de 1 victoria y 3 derrotas (33,3 % de victorias), nos precipitamos, quizás algo pronto, al fondo de la tabla.
A pesar de que Hickson se consagró como el máximo reboteador de la noche, y Varejao despuntó en el apartado de los rebotes, el equipo no pudo con unos imponentes Hawks. ¿Imponentes? No fueron superhombres, lo que sí supieron es manejar debida y equilubradamente la posesión del esférico. Más asistencias, menos pérdidas y más de 3 jugadores se quedaron en dobles cifras a la hora de contabilizar los puntos anotados. Sin una estrella como Antawn Jamison, las cosas terminaron por complicársenos demasiado. Nos quedamos con la vuelta a los terrenos de juego de Mo Williams tras su lesión, adaptándose poco a poco al juego (a pesar del mal encuentro de los bases...).
"Estoy muy orgulloso de la forma en la que jugaron nuestros chicos, especialmente después del primer cuarto (cuando los Hawks lideraban por 40-27)[...]. Me encanta el esfuerzo. Eso es lo que tenemos que hacer el resto de la temporada" - Byron Scott
Después de esto, toca el encuentro a domicilio (esta misma noche) ante los 76ers. Veremos qué ocurre...