miércoles, 13 de abril de 2011

Salvando la última plaza de la Liga

Esta ha sido una temporada muy dura para los Cleveland Cavaliers, tras la marcha del que hasta ahora parecía consagrado como mesías, LeBron James. La decisión de cambiar los duros inviernos de Cleveland por la soleada playa de Miami Beach afectó al equipo de la peor manera posible, dejándolo sin cabeza de grupo, perdidos a la deriva de cara a la siguiente temporada.
A pesar de comenzar con valentía, destacando en especial la victoria ante los Celtics sucedida a principios de campaña, el equipo se vio sumergido en un margen continuo (y que aparentaba inevitable) de derrotas. Desde la victorias contra los Knicks sobre mediados de diciembre, no volvimos a saborear la victoria hasta dos meses más tarde, ya en febrero, y con el récord de la historia; 26 derrotas consecutivas. La victoria ante los Clippers, en la prórroga, volvió a dirigirnos hacia una senda de juego que no desencadenada en patéticas e interminables rachas perdiendo.
A continuación, los Cavaliers experimentaron sensación de euforia. Tras sentirse por los suelos, sin poder dejar de mirar al parquet por una amplia vergüenza (derrota 57-112 en el Staples). Tras ganar a los Clippers, y ante la mala racha que afrontaba el otro conjunto angelino, decidieron encararse de tú a tú frente a los Lakers. El resultado final de 104-99 fue un punto de descanso antes del 'All-Star'.
También en febrero, vencimos a los Knicks, lograron ganar al equipo de la 'Gran Manzana' con y sin su fichaje estrella (con permiso de Stoudemire); Carmelo Anthony. 'Melo', 'Stat' y Billups cayeron en The Q por 115-109. Como adicional, y por si fuera poco, la proeza se repitió días después, para convertirse en la primera de marzo (también en casa, por 119-115).
Partidos ganados ante Kings, Pistons, y un final de marzo infartante. "Los 'Heatles' no pueden con los Cavaliers". Miami Heat, con todas las grandes figuras jugando y anotando para Miami. La primera vez en toda la temporada que ganábamos un partido de principio a fin. Un duelo en el que llegamos a ganar por una diferencia de 23 puntos, con buzzer beater incluido de Baron Davis. Resultado final 102-190. El partido del año para los Cavaliers.
Posteriormente, maquillando el balance final de temporada, el equipo consiguió en abril otras tres victorias: Charlotte, Toronto y Detroit. Un dulce broche para un amargo año de transición post-James, que se culminaría con una victoria hoy, día 13, ante los Washington Wizards. La última plaza de la Liga apunta a los Wolves. ¿Recortaremos distancias la temporada que viene en el Este?